Archivo de la etiqueta: jabali colmillos grandes

¡¡INCREIBLE!!: Cazan un jabali sin molares.

¡¡INCREIBLE!!: Cazan un jabali sin molares.

Como podemos ver en las imágenes que corren por internet en ellas podemos ver un jabali con unas enormes navajas, aunque si nos fijamos bien algo le falta a este jabali. Como observamos el suido carece de amoladeras, esto ha hecho que los colmillos inferiores del jabali crezcan hasta alcanzar un tamaño increíble. ¡¡INCREIBLE!!: Cazan un jabali sin molares.

No es extraño encontrarse con jabalís cazados los cuales les falte una de las amoladeras debido a un defecto genético o simplemente porque se le ha caído, por esa razón crecen tanto los colmillos al no tener un antagónico con el que desgastarse. De ahi que sea normal que cazan un jabali sin molares.


El jabalí es un mamífero de tamaño mediano provisto de una cabeza grande y alargada, en la que destacan unos ojos muy pequeños. El cuello es grueso y las patas son muy cortas, lo que acentúa aún más su rechoncho cuerpo, en el que es mayor la altura de los cuartos delanteros que los traseros, a diferencia del cerdo doméstico, que por crianza selectiva ha desarrollado más la parte posterior de su cuerpo, donde se localizan las piezas que alcanzan más valor en el mercado de las carnes.

El jabalí compensa su mala vista con un importante desarrollo del olfato, que le permite detectar alimento, como trufas, bellotas, setas, caracoles, vegetales y animales bajo tierra,4​ o incluso enemigos a más de 100 metros de distancia. El oído está también muy desarrollado y puede captar sonidos imperceptibles para el ser humano.

Sus pelos son gruesos y negros, midiendo entre 10 y 13 cm en la cruz, y unos 16 cm en la punta de la cola. El color de la capa o pelo es muy variable y va desde colores grisáceos a negro, pasando por colores rojizos y marrones. Las patas y el contorno del hocico son más negras que el resto del cuerpo. La crin que recorre el lomo a partir de la frente se eriza en caso de cólera. El cambio de pelo tiene lugar hacia mayo o junio, aunque la hembra con crías muda más tarde. En verano, las cerdas (pelos gruesos de la crin) son más cortas.