Jabalí de 218 kilos apresado por un cazador

Paco Uruñuela consiguió apresar al jabalí tras casi un mes

A las 2:30 de la madrugada y una temperatura de -4 ºC el cazador Paco Ureña consiguió definitivamente acertar y alcanzar al pesado jabalí. Tras 25 noches acechando al animal, el cazador exhibe su trofeo victorioso según información de Jara y Sedal.

‘Llevaba tras él desde septiembre, cuando le vi por vez primera la pista y, dentro de lo que me permitía mi trabajo, hice unas diez esperas por mes más o menos’

La captura fue en un coto en abierto, y Uruñuela relataba que ‘se dejaba ver con facilidad, ya que son animales que como en esta zona no tienen mucha presión, se desencaman muy pronto y pueden verse incluso durante el día’.

jabali gigante
jabali gigante

Pese a haber estado cerca de su presa en otras ocasiones, esta siempre había conseguido escaparse. ‘Lo vi en un paso en septiembre’ explicaba, ‘luego otra vez en unos almendros… pero fue posible’.

A base de horas y días de espera, lo logró ese 28 de diciembre a las 2:30 de la mañana aproximadamente. ‘La verdad que todo fue muy rápido’, admite el cazador, que explica que vio a una jabalina antes del gran jabalí, ‘ya que están en plena época de celo’.

El jabalí  es un mamífero artiodáctilo de la familia de los suidos. Su distribución original se corresponde con gran parte de Eurasia y algunas zonas del norte de África, si bien ha sido introducido por el hombre en América y Oceanía.

Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo2​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La hembra recibe el nombre de jabalina y la cría jabato/a.

El jabalí es un mamífero de tamaño mediano provisto de una cabeza grande y alargada, en la que destacan unos ojos muy pequeños.

El cuello es grueso y las patas son muy cortas, lo que acentúa aún más su rechoncho cuerpo, en el que es mayor la altura de los cuartos delanteros que los traseros, a diferencia del cerdo doméstico, que por crianza selectiva ha desarrollado más la parte posterior de su cuerpo, donde se localizan las piezas que alcanzan más valor en el mercado de las carnes.

Más información: cazaysociedad.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.