Un jabalí se come el dedo índice de un paseante en un bosque de Inglaterra.

Clive Lilley ha perdido la punta de su dedo después que un jabalí le mordiera sin motivo alguno cuando paseaba el perro en el bosque de Dean.

Cada mañana Clive Lilley, de 53 años, saca a pasear a su perro labrador por un bosque cercano de donde él reside. Pero un día de repente mientras paseaba con su can, un jabalí apareció de entre la maleza y le mordió en uno de sus dedos.

Clive Lilley cuando se quitó el guante para ver que le había pasado se dio cuenta que la punta de su dedo índice estaba arrancada. El señor Lilley llamo rápidamente a una ambulancia donde le dijeron que gracias a dios no le había afectado al hueso por lo que le volvería a crecer el dedo.


Según Clive Lilley no era la primera vez que se encontraba con los suidos mientras paseaba a su perro, pero que nunca habían atacado.

Después de este incidente la Comisión Forestal ha aconsejado a los excursionistas en el suroeste de Inglaterra que se mantengan alejados de los jabalíes. “Nos gustaría recordar a las personas que frecuentan el bosque que los jabalíes puede ser impredecibles, especialmente cuando tienen crías”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.