¿QUÉ ARMA Y QUÉ
CALIBRE DEBO USAR
PARA CADA ESPECIE?
TENEMOS TODAS LAS
RESPUESTAS AQUÍ?

Sarrio y rebeco
Para el sarrio o el rebeco iremos con un monotiro o con un rifle de cerrojo,
también con un visor variable de campo reducido, con aumentos de hasta 9 o 12,
y si nos consideramos un buen tirador, sin bípode, para aligerarnos de peso en
todo lo posible, por las dificultades del abrupto terreno a batir. Los calibres a
usar serán más que suficientes con el .222, .243, 6’5, 7×57 e, incluso,
el .270.
Tenemos que portar un arma lo más ligera posible, pues las caminatas son
duras y en pendiente.


Macho montés y arruí
Los calibres que usaremos estarán en consonancia tanto con esta especie (que es
mayor que la anterior), como con distancias mayores en los lances, como a las
corrientes térmicas del entorno.
Al arruí también le vamos a incluir dentro de la modalidad del macho montés,
porque, aunque se mueva en terrenos algo menos escarpados, guardan
semejantes características sus abates y al ser un animal de tamaño superior,
utilizaremos los mismos calibres.
Es importante reseñar que para esta especie, igual que para todas las anteriores,
nunca tiraremos a pulso, sino muy bien apoyados, e incluso
conteniendo la respiración.

Corzo
Para esta caza en rececho, lo principal, más que la clase de arma y el calibre, es
un buen visor de gran nitidez y amplio campo, para que nos sirva a su vez de
prismático, pues tenemos que tener en cuenta que nos movemos con una fauna muy variada de tonalidades de vegetación, así como a horas de penumbras y
ocasos, de amaneceres y atardeceres.
En cuanto al rifle sería más que suficiente un monotiro o uno de cerrojo en
calibre .30-06 o similar.


Montería
En el caso de la montería, en la que está casi siempre el jabalí, distinguiremos en
qué lugar está el puesto: si es en cortadero, entre maleza medianamente abierta,
o en ladera (balcón).:


Puestos de cortadero y similar armas y calibres
En el primer y segundo caso, la mejor arma será un express en calibre .300
WM, .300 H&H y .375 H&H.
Es conveniente usar grandes calibres, porque, al ser un tiro a tenazón, no
podemos precisar bien la puntería en sitios específicamente vitales, e interesa
un impacto de gran parada.


Puestos de balcón
En el caso de puestos en laderas o balcón, habremos de usar calibres de balística
tensa para largos alcances y gran parada energética, como son los 7 mm RM,
con proyectiles de 200 grains o, simplemente, un .300 WM, pero eso
sí, con un visor variable de 3 a 9, de gran campo óptico .


El cochino tiene mucho nervio
Aún considerando la variedad de fauna a batir en esta modalidad y aunque
algunos, como el venado, sean más grande que el cochino, éste tiene un poder
vital superior, tanto por su piel como por su adrenalina, y usaremos los mismos
calibres para todos ellos, siendo los 7 mm y .300, pasando por el .30-06,
más que suficientes, usando sólo rifles de cerrojo con visor
desmontable o sin él, de amplio campo, dependiendo del tiradero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.