Los jabalíes de turismo por el centro de Berlín.

Numerosos suidos invaden el centro de la capital germana.

La población de suidos ha crecido exponencialmente en el país germano y con ellos los efectos que producen estos sobre la población humana.

Según Derk Ehlert, portavoz del ayuntamiento de Berlín y gran especialista en fauna salvaje. No hay un censo claro de jabalíes. Y es que los maizales que están alrededor de la ciudad berlinesa forman un ecosistema ideal para que estos animales se reproduzcan y su población aumente muy rápido.
La población local habla de que no es difícil ni extraño ver por el centro, en los jardines, hurgando en los contenedores en busca de comida o por mitad de una avenida a un grupo de jabalíes.

Dos jabalíes rebuscando en la basura.
Y es que hay cambios en su comportamiento; han perdido el miedo por los humanos y se comportan con normalidad y tranquilidad en presencia de ellos, pero no debemos olvidar nunca de que son animales salvajes los cuales pueden sentirse atacados en cualquier momento y pudiesen atacar, como es el caso de Willi Aigner el cual mientras paseaba con su perro por el bosque de Teguel a osete de la ciudad, no esperaba que una bestia de 120 kilos agazapada en un arbusto saltaría atacando a él y a su perro el cual el suido desgarro y mato.

Este aumento de la población se debe principalmente a que las batidas para controlar estas altas poblaciones de jabalíes son muy escasas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.