LA ISLA DE LOS ECOLOGISTAS.

Un olivar ecológico de La Vera consigue crear una isla sin caza dentro de un coto.

José Guisado, de Robledillo de la Vera, se enteró de que un reglamento de la Junta podía ayudarle, se acogió a él y ha conseguido la declaración de terreno cinegético libre de caza.

El propietario del terreno el cual se quejaba que en los días donde los cazadores podían desempeñar sus acciones cinegéticas, no se podía caminar por sus tierras ya que según él era muy peligroso porque solo se oían disparos de los cazadores.

El propietario se enteró de que un decreto de la Junta, el reglamento de 2016 que regula los terrenos cinegéticos y su gestión, permite dentro de un coto constituirse un enclave prohibido, a condición de que se valle.


Este señor el cual es miembro de la junta directiva de la asociación protectora de aves SEO Birdlife, Pagó una tasa de 36,64 euros, hizo el vallado, y finalmente ha conseguido el permiso, para que “nos respeten la propiedad privada”. Según él, en los días de caza era imposible estar en sus terrenos, “A ellos no les gustaría que entrara nadie en su casa”.


Este hecho ha revolucionado las redes y algunos cazadores le han comentado. Que por ejemplo devuelva el dinero que recibía por parte del acotado durante los años que sus terrenos han estado dentro del plan cinegético del coto. O por ejemplo que cuando sus terrenos sean arrasados por los suidos que luego no pida ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.