La divertida reacción de este corzo al encontrarse con un Pitbull.

Separados por una vaya, un corzo y un Pitbull juegan como si fueran dos niños en un recreo.

Parece imposible imaginarse tal imagen de estos animales tan diferentes entre sí, y en principio rivales. Y es que se trata de un Pitbull y de una corza, los cuales se encuentran separados por una verja que evita cualquier contacto entre ambos.


Primero se observan y se tantean pero de repente empiezan a correr de un lado a otro, los dos a la vez. Cuando llegan al final de la verja se vuelven a observar y de nuevo comienzan a correr al otro extremo del jardín, y así sucesivamente. Parecen imitar a dos niños jugando en el patio del colegio al pilla pilla.

Aquí les dejamos el vídeo:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.