Archivo de la categoría: zarigüeya

Graban a un tejón enterrando un ternero.

Graban a un tejón enterrando un ternero.

Graban a un tejón enterrando un ternero. En el video podemos ver como un tejón entierra un ternero para comérselo después, a pesar de que el tamaño del animal es mucho más grande que el propio tejón, al parecer no tarda más de 5 días en enterrarlo. El video fue grabado por unos científicos de Utah (Estados Unidos) que estaban investigando el comportamiento de las aves carroñeras de la zona. Aunque para su sorpresa apareció este tejón y consiguiendo unas imágenes nunca antes grabadas.

Tejon/Meles meles
Tejon/ Meles meles

El tejón tiene complexión robusta, cuerpo mucho más largo y ancho que alto, con patas cortas y cola también corta con el extremo romo. Su forma general es algo acuñada, con la cabeza alargada y triangular y proporcionalmente pequeña. El cuerpo también es alargado.

Mide entre 67 y 80 cm de largo, más 13 a 18 cm de la cola. Algunos ejemplares pueden llegar a pesar unos 15 kg, aunque el rango normal de peso está entre los 11 y los 13 kg.

Sus patas son muy cortas y fuertes. Las patas anteriores presentan el mayor desarrollo muscular. El hocico es prominente, móvil y musculoso, encontrándose particularmente adaptado a excavar y hozar, mientras que el cuello es corto y ancho.

El pelaje es largo y fuerte en el lomo. Los pelos tienen una característica división de color, claro en la raíz y la punta y oscuro en el medio, lo que da una impresión general de gris, excepto en ciertas áreas blancas o negras puras. El vientre y las patas son casi enteramente negros. La cabeza es blanca, con dos franjas negras longitudinales, paralelas, muy características de la especie, que abarcan los ojos. El borde de las orejas y el extremo de la cola son blancos. No son raros los casos de albinismo y otras variaciones de coloración como el melanismo o el rojo. El pelo sufre una caída anual en primavera. 

Graban a una zarigüeya ayudando a un ciervo

Consiguen grabar a una zarigüeya quitando las garrapatas a un ciervo   

Graban a una zarigüeya ayudando a quitar las garrapatas del hocico a un ciervo. La instantánea fue grabada por una cámara de foto trampeo. La imagen se ha hecho viral las últimas horas y está corriendo por las redes sociales como la pólvora.  De esta forma queda comprobada la simbiosis de algunos animales, por el cual se benefician unos de otros.

zarigüeya ayudando al ciervo. GREG SWANN/FACEBOOK/VERMONT WILDLIFE COALITION

Vermont Wildlife Coalition (VWC), un grupo de voluntarios y organizaciones con sede en Vermont, Estados Unidos, cuyo objetivo es proteger las especies silvestres de la zona mediante la educación pública y la acción política, compartió la instantánea en Facebook con el objetivo de dar a conocer la importante labor de las zarigüeyas, unos animales con mala fama que suelen causar rechazo.

A pesar de su tremenda capacidad de adaptación a prácticamente cualquier bioma, estos animales prefieren los ambientes húmedos de la jungla y el bosque templado, si bien son capaces de sobrevivir en numerosos ecosistemas incluyendo espacios relativamente áridos o considerablemente fríos.

La cabeza es relativamente grande, con el hocico acuminado provisto de largas fimbrias (vibrisas) extremadamente sensibles al tacto. La cara es pálida, nunca blanca y está surcada por una línea media negruzca sobre la frente. Otras dos bandas de tono similar cruzan los ojos, negros y redondos, que reflejan tonos rojizos cuando les da la luz directamente. Las orejas desnudas, estrechas y completamente negras en los adultos.

Las extremidades son negras y los dedos de manos y pies presentan las características generales de la familia. La cola, con capacidad prensil es larga, de mayor longitud que el cuerpo. La base está cubierta de pelo, aunque va desnudándose hacia el extremo a la vez que se cubre de escamas. Igualmente va aclarándose desde negra en la base a blanca o casi blanca en el ápice. Los ejemplares que habitan las regiones más frías, pueden perder las orejas y el extremo distal de la cola debido a necrosis criogénica.